El “Muay Thai” se ha convertido en un símbolo nacional de la historia y la identidad del Reino de Tailandia. La Prestigiosa Escuela Sevillana “Camp Muay” realizara exhibiciones del arte de las ocho extremidades, que es como se conoce tradicionalmente este arte marcial, que hoy en dia también se considera un deporte de contacto.

La palabra Muay se traduce como combate, lucha o boxeo. Proviene del sánscrito Mavya, que significa unir. La palabra Thai es el equivalente al gentilicio tailandés, cuyo significado es persona libre.

Como todo arte marcial tradicional oriental, a diferencia de los deportes de contacto, el Muay Thai tiene un código de conducta que busca promover la armonía entre los practicantes durante la práctica, además de ser aplicable a su vida personal, familiar y en sociedad.

Tailandia es un país muy religioso y espiritual donde los tatuajes tradicionales tailandeses no están exentos de misticismo, denominándose “Sak Yant”. La creencia habitual es que los Sak Yant tienen poderes mágicos, como son la habilidad de sanar mucho más rápido, gozar de mayor fortuna, una fuerza superior o la protección ante el mal. Históricamente, los monjes tatuadores imprimían estos dibujos en los guerreros de Siam. A veces hasta cubrirles el cuerpo entero. Realizados en un templo, a manos de un monje, otorgan magia a quienes los portan. Sobre todo protección, energía o suerte, pero también liderazgo. De ahí que sean muy populares en según qué colectivos, como los luchadores de Muay Thai.